La resaca tras los sobres de Bárcenas

4
jueves, enero 31, 2013

Hemos sido catapulados al más allá de la vida política conocida. Hay cierta sensación de que lo publicado en El País ha permitido a los mortales conocer un lado de la política que nunca, nunca, había sido expuesto a la luz de la mirada pública. Habíamos visto financiaciones ilegales y enriquecimientos personales; pero nunca a la cúpula de uno de los dos grandes partidos señalada directamente, incluido a su presidente. Prácticamente todos los grandes nombres del PP aparecen en la contabilidad B de Bárcenas: Rajoy, Cospedal, Ana Palacio, Arenas, Mayor Oreja, Rato, Trillo, Acebes y Cascos entre otros. También aparecen donantes como OHL o Mercadona.

Tal vez el momento actual, terrible y vergonzoso, acabe trayendo algo bueno al fin y al cabo. Los años noventa se caracterizaron por  --entre otras cosas-- una crisis económica profunda y el encausamiento de personas consideradas intocables: Roldán, Barrionuevo, De la Rosa, Mario Conde, etc. Tal vez, y sólo tal vez, el momento que ahora atravesamos se recuerde como la consecución de ese proceso. La evolución del caso Bárcenas, el manejo de la posible implicación del presidente del Gobierno y el destino del yerno del Rey probablemente nos darán la respuesta.



EXTRA

La reacción de los partidos políticos de la oposición desdibujó un poco la importancia de la publicación de los papeles de Bárcenas. De nuevo, otra vez, el día de la marmota.



Cayo Lara, Rubalcaba, Pere Navarro, Junqueras, el PNV y otros pidieron todos un poco de lo mismo (aunque no exactamente): que Rajoy hable, que el PP dimita, que si convocatoria de elecciones generales… Es cansino ver como, en el que podría ser el mayor caso de corrupción de la democracia, los partidos siguen tirando de manual: unos negando y el resto tratando de sacar provecho.

4 comentarios:

Danos tu opinión

El blog del revés: Josep Pla

0
miércoles, enero 30, 2013
(Motivos para no tener vergüenza)


Treinta y siete años después de su entrevista en TVE, Josep Pla aparece tan pequeño en  pantalla como seguramente se le vio entonces, pero igual de brillante. Atemporal, gracias a su genialidad. Es difícil encontrar el adjetivo idóneo para describir al escritor y periodista catalán. Él decía que encontrar el adecuado –a la hora de escribir- es lo más importante; y en este caso los hay de sobras: agudo, perspicaz, inteligente, visionario, encantador. Todos a la vez y muchos más, pero ninguno es del todo válido ya que el propio Pla no fue amigo de alabanzas ni de pedanterías. Tal vez sea producto de su ingenio, pero el maestro se muestra más modesto que el común de los mortales y muestra además gran inteligencia en la autocrítica.



Con 79 largos años y pese a declarar que “la vida ha sido bastante poca cosa”, Pla destila vivacidad a través de su sonrisa. Sus ojos, pequeños pero bien abiertos, están a medio camino entre lo pícaro y lo sabio. Sincero, el escritor adjetiva afiladamente a cada uno de los personajes que Soler le propone. No mira hacia otro lado al ser preguntado por asuntos personales, no duda en afirmar que de volver a nacer trabajaría en el campo. Aún así, tras casi hora y media de conversación, la entrevista acaba dejando la sensación de querer conocer más a Josep Pla. 

EXTRAS

I. Les recomendamos este artículo escrito por Rosa Maria Calaf sobre cómo nos informaremos en el futuro

II. Walter Lippman: "No puede haber libertad en una comunidad que carece de la información necesaria para detectar la mentira"


0 comentarios:

Danos tu opinión

Él, Salvador Sostres

3
martes, enero 29, 2013
- ¿Sabes lo de Sostres?

- No... ¿Qué?

- Ha publicado en su blog que en la redacción hay una nueva becaria que huele mal...

La redacción no era la de El Mundo, donde hoy escribe artículos de opinión, sino la del diario Avui. La becaria, una compañera de clase.



Desde este blog siempre vamos a defender una idea: sólo debería llamarse periodismo a aquel oficio que se base en la difusión de noticias que sirvan para formar e informar a la opinión pública. Si aceptamos este punto y leen algunos artículos de Sostres, seguramente se darán cuenta de que no estamos hablando de un periodista.

Creemos que Sostres cumple en la prensa una especie de rol social muy presente en nuestro país: es como el tonto de las fiestas que se dedica a decir las tonterías más grandes y a tener siempre la boca sucia para llamar la atención pero que nunca, nunca, nos llevaríamos a casa. Nos podríamos incluso descojonar mucho con él, pero en realidad no nos gusta.



No se entiende que un personaje de este calibre tenga espacio en un diario generalista y con vocación informativa como El Mundo. En Alemania su lugar estaría muy probablemente en el diario Bild.

P.D.: Sostres siempre se ha caracterizado, al menos en Cataluña, por ser un ferviente independentista. Curiosamente desde que dejó Avui ya no escupe contra España; incluso llega a lamer la figura de Esperanza Aguirre

3 comentarios:

Danos tu opinión

Pasarela de portadas

0
lunes, enero 28, 2013
28 / 01 / 2013

Repaso de algunas portadas que nos tienen que contar como está España y alrededores...

EL MUNDO


A Pedro J. se le nota que: 1) lleva unos días de disfrute desde la publicación de la-falsa-foto-de-Chavez en El País 2) se lo pasa en grande con Amy Martin. 

No, los supuestos sobresueldos en el PP (caso Bárcenas) no son nada comparados a la victoria de España en balonmano, a lo que diga Pere Navarro o a Chacón y su fusil. El PP está bajo la sospecha de haber repartido sueldos en B a varios de sus dirigentes durante años, pero no aparece portada. ¿Motivos? No queremos ser malpensados e imaginar que también se hace política desde los periódicos.

El Mundo lleva semanas dando información diferenciada y exclusivas, sí, pero lo de Amy Martin y la fundación Ideas del PSOE no debería ser la primera noticia en portada de un diario generalista cuando el tesorero del partido gobernante está metido en un buen lío.

ABC


Obviaremos comentar la idoneidad de dedicar 3/4 partes de la portada a la victoria de la selección española de balonmano (felicidades).

Dato interesante: casi 7.000 millones de euros perdidos desde el 2000.

Pregunta: ¿Se ha institucionalizado la corrupción hasta el punto de que podemos dar cifras exactas? Raro, muy raro.... 

Sospechamos que la cifra real debe ser mayor.

EL ECONOMISTA


El Economista hace una jugada arriesgada y nos ofrece una imagen extraña e insólita: Rubalcaba en portada. No está de más recordar que en España existe un jefe de la oposición. Gracias.

P.D.: Hasta donde sabemos, Rubalcaba critica la privatización de la sanidad pública, que no es lo mismo que criticar a la sanidad privada. Bueno, si se trataba de dejar mal a Rubalcaba, buen trabajo. Si se trababa de dar una noticia, seguro que la próxima vez lo haréis mucho mejor.

Pero nos gusta la portada de El Economista. Los Aznar y el banco malo. Nos encanta. 

Recordemos que el banco malo es básicamente un vertedero de activos inmobiliarios que no se sabe lo que valen gracias en buena parte a la gestión de Aznar al frente del Gobierno (años 1996-2004). Agradecemos que la familia al completo se involucre en la gestión de su propia mierda.




0 comentarios:

Danos tu opinión

Promesas incumplidas del periodismo

0
domingo, enero 27, 2013
1. Formar a la opinión pública - La teoría dice que la prensa debería proporcionar la información necesaria para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a voto libremente. No parece que el periodismo de trincheras contribuya a formar a la opinión pública.



2. Imparcialidad - Esta cualidad es imprescindible si queremos cumplir con el primer punto. ¿Cómo vamos a explicar nada si defendemos y criticamos siempre a los mismos? Una prueba: vaya a su kioskero de confianza y pídale que le ordene los diarios de izquierda a derecha. Verá como tiene pocas dudas.

3. Independencia - Otro aspecto crítico. ¿Puede decirse toda la verdad cuando se depende de la publicidad y/o de subvenciones públicas? Creemos que no.



4. Información contrastada - La jurisdicción española establece que el periodista debe ejercer su profesión de forma "diligente", lo que implica tener la voluntad de decir la verdad a la vez que se contrasta la información. El problema es que contrastar se está conviertiendo en algo algo raro, muy raro. El último ejemplo sonado lo tenemos en el diario 'El País', que publicó una foto de Chavez intubado/moribundo. El problema es que ese señor no era Chavez. (¿Y si lo fuese, que información hubiese aportado esa imagen?)

5. Seriedad - Sí, seamos un poco serios, porque si queremos descojonarnos podemos leer 'El Jueves'. Tanto en informativos como en periódicos abundan noticias estúpidas y sin ningún interés general - desde apasionantes reportajes sobre cerdos vietnamitas hasta cualquier cosa imaginable...



6. ¿Periodismo? Sin comentarios...



7. ¿Periodistas? Este es un gran tema y merece un post propio. Pero mientras tanto, podemos degustar los artículos de Salvador Sostres, por ejemplo. Hay que tener cierto estómago. Sí, hay periodistas que además de cobrar bien no se dedican a nada que tenga que ver con el periodismo.



0 comentarios:

Danos tu opinión

¿Vergüenza de país?

0
lunes, enero 07, 2013

Quizás el nombre de este blog es exagerado y el lector piensa que España es un gran país en horas bajas, que volveremos a estar donde estuvimos, que políticos y banqueros son gente extraordinaria y que tenemos a la juventud mejor preparada de nuestra historia. Un país con unas infraestructuras de primer nivel con grandes empresas compitiendo de tú a tú en el panorama internacional y que además tiene un gran atractivo turístico, un país que también es potencia cultural y cuyo idioma será en pocas décadas el de mayor uso en Estados Unidos … efectivamente, un gran país en horas bajas.

Si esto es así, querido lector, quizás este no sea el lugar más adecuado para usted.

A menudo tendemos a no cuestionar lo que nos rodea. Como si las cosas fuesen como son... porque así son las cosas. ¿Podemos imaginar los españoles que hay países en los que copiar durante un examen, incluso si el profesor sale del aula, no ocurre porque se trataría de un acto vergonzoso? ¿Imaginar una sociedad en la que los ciudadanos no quieren que se bajen los impuestos? ¿Un país en el que la gente no intenta saltarse las colas? Si pensamos que no, que no es posible, al menos deberíamos intentarlo. 

¿Si no, qué nos queda?

Nuestro país necesita cambiar muchas cosas, pero nada se moverá si antes no somos capaces de mirar más allá de nuestras rutinas, de nuestras mediocridades y de nuestros tópicos, señalándolos una y otra vez hasta que se vuelvan tan ridículos que nos de un poco de vergüenza ((también de nosotros mismos)).

En otras palabras, las cosas no son como son, son como están. Y eso siempre puede cambiar.

EXTRAS 

I. Las personas más adineradas en España gastan cada año menos dinero en cultura que los habitantes más pobres de los países escandinavos. Para saber más: ‘El déficit mediático. Donde España no converge con Europa’ de Bernardo Díaz Nosty. 

II. Sobre educación y ciudadanía:



0 comentarios:

Danos tu opinión